¿QUÉ SON LAS HEMORROIDES INTERNAS Y EXTERNAS, Y CÓMO TRATARLAS?

 

 

Las hemorroides son causadas por la dilatación anormal de las venas en el ano y el recto. Pueden ser internos o externos. Estos son los síntomas de una crisis hemorroidal, los factores que promueven su aparición y los tratamientos existentes para tratarlos.

 

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son venas dilatadas ubicadas en la submucosa del canal anal que juegan un papel fisiológico en la continencia al contribuir al cierre del orificio anal.

Las hemorroides se distinguen por la participación de dos estructuras vasculares distintas:

El plexo hemorroidal externo, cuya afectación forma hemorroides externas.

El plexo hemorroidal interno, cuya afectación forma hemorroides internas.

 

Causas de las hemorroides.

 

Trastornos del tránsito intestinal (estreñimiento o diarrea);

En mujeres: fase premenstrual, embarazo, parto…

Estilo de vida sedentario.

 

Otros factores que pueden causar hemorroides:

 

Algunos deportes: ciclismo, equitación…

Ocupaciones expuestas: conductores, pilotos…

Comida: especias, alcohol…

Algunas drogas: antidepresivos…

Drogas locales: supositorios, enemas, jabones irritantes.

 

 

Hemorroides Internas

Las hemorroides internas son aquellos bultos que se forman dentro del canal rectal cuyo signo principal es el sangrado que acompaña a las heces. Por lo general las personas que las padecen no suelen presentar dolor, debido a que no hay tantos nervios en esa área.

No obstante su nombre, a pesar de que estos bultos se encuentran en al interior del recto es posible que puedan llegar a sobresalir un poco fuera de él, pareciéndose a pequeñas bolitas similares al tamaño de una uva.

 

 

Hemorroides Externas

Están localizadas justo afuera del ano y tienden a generar comezón y dificultades para mantener una correcta limpieza en la zona. Es posible que en ocasiones otros síntomas como malestar e inflamación puedan aparecer también.

Este tipo de hemorroides pueden generar coágulos internos, especialmente si la persona sufre períodos de estreñimiento o diarrea, lo cual puede ser bastante doloroso.

 

 

¿CÓMO SABER QUÉ TIPO DE HEMORROIDE PADEZCO?

Las afecciones de este tipo deben ser diagnosticadas por un médico que las inspeccione y evalúe, especialmente si se presenta sangrado ya que existen todo tipo de enfermedades cuyas complicaciones incluyen ese síntoma.

Una vez detectadas, el médico determinará el mejor tratamiento para aliviar las molestias, pero sin importar el tipo existen ciertas medidas que se pueden tomar para contribuir al proceso:

  • Mantenerse hidratado.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Aumentar el consumo de fibra.
  • Mantener una correcta limpieza.
  • Ir al baño justo cuando se tenga necesidad.
  • Usar toallitas húmedas o papel higiénico húmedo en lugar de papel de baño regular.

Sin importar el tipo de hemorroides que cualquier persona presente, es importante saber que un correcto diagnóstico depende en gran medida de acudir regularmente al médico. No dejes de hacerlo y recuerda cuidar tu salud.

 

Tratamiento de hemorroides

Hay varios metodos para aliviar el dolor de las hemorroides, hay remedios naturales , hay tratamientos medicinales y en algunos casos se puede operar sobre ellos.

 

Le puede interesar: 7 REMEDIOS CASEROS PARA ALIVIAR LAS HEMORROIDES

 

Remedios naturales para curar las hemorroides:

 

  1. Ajo antiinflamatorio. El ajo es considerado uno de los remedios caseros con mayor poder antiinflamatorio. …
  2. Sábila o aloe vera. …
  3. Baños de asiento. …
  4. Compresa de papa. …
  5. Cataplasma de tomate. …
  6. Castaño de indias. …
  7. Pasta de espinacas. …
  8. Con manzanilla.

 

REVELADO: Se Pueden Tratar las Hemorroides de Forma Segura y Natural. Sin Medicamentos Ni Cirugías y con Resultados Rápidos y 100% Garantizados con el metodo del Doctor Miguel Carretto,Haz Clic Aquí y Empieza Hoy

 

hemorroides

MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETARIAS

Se basan en consejos útiles:

Higiene regular de la vida evitando todos los excesos;
Eliminar especias y bebidas alcohólicas;
Regularizar el tránsito intestinal. En casos de estreñimiento frecuente, siga una dieta rica en fibra dietética, evite laxantes estimulantes y laxantes osmóticos alternativos, lastre o lubricante;
En caso de picazón en el ano, reemplace el papel higiénico habitual con algodón empapado con loción a base de aceite de almendras dulces …

 

LOS MEDICAMENTOS

Los veinotónicos son útiles durante los ataques agudos, aunque la enfermedad hemorroidal no es estrictamente una enfermedad venosa. Los tratamientos locales (pomadas, cremas, supositorios) son muy efectivos.

 

TRATAMIENTO INSTRUMENTAL

Se realiza a una distancia de un período inflamatorio o congestivo. Se basa en 5 técnicas realizadas cada una durante una anoscopia:

Las inyecciones esclerosantes consisten en inyectar en la submucosa, por encima de las hemorroides, 1 a 2 centímetros cúbicos de un producto esclerosante. Las indicaciones de dosis altas durante 5 días son la procreación hemorroidal en etapa I y las hemorroides. La recurrencia de los síntomas después del tratamiento debe sugerir un tipo diferente de terapia.

La fotocoagulación utiliza una sonda infrarroja. Realizado en el área suprahemorroidal, causa coagulación vascular y cicatrización de la esclerosis submucosa. Su efectividad es comparable a la de las inyecciones esclerosantes y tiene las mismas indicaciones.

 

hemorroides

La destrucción por láser puede estar indicada.

Las ligaduras elásticas consisten en colocar un anillo elástico en la base del haz hemorroidal, en la zona suprahemorroidal, gracias a un aparato que permite la succión de la mucosa. Esta técnica logra una verdadera hemorroidectomía (extirpación de hemorroides) como mínimo, necrosis isquémica tisular con eliminación de la hemorroide en aproximadamente una semana. Las indicaciones para este tratamiento son las hemorroides en etapa I o II, es decir, hemorroides para las cuales las inyecciones esclerosantes pueden ser insuficientes y la cirugía aún no está indicada.

La crioterapia consiste en congelar el tejido hemorroidal, que luego se vuelve necrótico por medio de una sonda atravesada por óxido nitroso. Generalmente asociado con las ligaduras, parece aumentar su efectividad.

 

 

CIRUGÍA

La indicación del tratamiento quirúrgico se puede plantear desde el principio frente a una procidencia hemorroidal permanente (etapa III) o una trombosis hemorroidal interna irreducible. En otros lugares, la cirugía solo estará indicada después del fracaso de los tratamientos médicos e instrumentales bien realizados y ante la incapacidad de la enfermedad hemorroidal.

El tratamiento de la trombosis utiliza principalmente la escisión, siempre que sea posible. Es factible en el consultorio del médico bajo anestesia local con xilocaína.

Las formas semicirculares o circulares, a menudo muy edematosas, pueden requerir una hemorroidectomía (extirpación de hemorroides) con urgencia. Esta intervención está bien codificada y sus resultados a largo plazo son excelentes cuando la practica un operador capacitado. El cuidado postoperatorio es esencial. Su objetivo es facilitar el tránsito intestinal y promover la curación.

 


Referencia:

Pagina web del Doctor Migel Carretto

https://www.mayoclinic.org

 

Leave a Comment

Translate »