Cúrcuma y miel: un antibiótico natural para la salud

 

Mezclar cúrcuma con miel de abejas tiene muchos beneficios para nuestra salud, esta mezcla es muy saludable y te puede servir como un complemento para mejorar tu salud. ¿Cómo consumir la cúrcuma con miel? ¿Qué debes tener en cuenta? En este post lo definimos.

 

¿Usted Conoce los beneficios de combinar cúrcuma con miel de abejas? Esta combinación nos ofrece un interesante remedio alternativo que nos puede servir como aliado contra algunas complicaciones de salud. Además, incluirlo dentro de una dieta balanceada y saludable te ayudara a obtener nutrientes.

 

Tanto la miel de abejas como la cúrcuma han hecho parte de la medicina natural desde hace cientos de años. Su alto contenido de alimentos nutritivos, además de sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, han sido motivos bastantes suficientes para considerar la miel y la cúrcuma como aliados de la salud.

 

Sin embargo, queremos aclarar que las evidencias sobre su eficacia  y seguridad siguen siendo limitadas y no se ha comprobado que puedan ser un tratamiento de primera línea contra las enfermedades. Por lo tanto, aunque se trata de un remedio natural, hay que emplearlo con precaución, siempre como alternativa o ayudante y no como sustituto de los tratamientos médicos.

 

 

¿Los beneficios  de cúrcuma con miel de abejas para la salud?

 

La mezcla de cúrcuma con miel de abejas es un remedio natural y tradicional que se haya utilizado como un complemento para regenerar la salud.

Para comprender mejor la importancia de este remedio natural tan potente, merece la pena destacar los beneficios de cada ingrediente de estos dos. A continuación lo detallamos.

 

Beneficios de la cúrcuma

 

El elemento más importante de la cúrcuma, se llama la cúrcumina, es el responsable de ofrecer a esta especia su color característico, pero en especial las propiedades que benefician la salud.

 

De acuerdo con una investigación publicada en Journal of Babol University of Medical Sciences, la curcumina tiene una acción antiinflamatoria y analgésica que puede ayudar a disminuir diferentes tipos de dolor, además de suprimir la liberación de los mediadores inflamatorios.

 

Por otro lado, como lo demuestra una investigación en Chemico-Biological Interactions, la curcumina es un potente antioxidante que puede ayudar a inhibir la acción de los radicales libres. Estos últimos, aunque muchos no lo saben, son factores de riesgo de distintas enfermedades crónicas.

 

Para resumirlo, y coincidiendo con una revisión publicada en la revista Foods, esta especia sirve para:

 

Ayuda en el manejo de afecciones oxidativas e inflamatorias.

Combatir el síndrome metabólico.

Mejorar los síntomas de la artritis.

Disminuir la ansiedad.

Mejorar la hiperlipidemia.

Ayudar en el manejo de la inflamación inducida por el ejercicio y el dolor muscular.

Proporcionar beneficios para la salud en personas que no tienen problemas de salud diagnosticados.

 

[the_ad id=»2835″]

 

 

Beneficios que aporta la miel

 

El acompañante de la cúrcuma en este tratamiento natural es la miel, remedio muy popular en el mundo entero por su dulce sabor y sus múltiples propiedades para la salud.

 

Según el artículo publicado en Pharmacognosy Research sobre el miel, dicen que este ultimo ( la miel) tiene propiedades antisépticas, antioxidantes, calmantes, antiinflamatorias y anti proliferativas. Los investigadores han llegado a esta conclusión tras años de búsqueda y análisis.

 

Según lo misma publicación, la miel se ha utilizado proverbialmente para:

 

Combatir el estrés oxidativo.

Inhibir y combatir el crecimiento bacteriano.

Aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado, como la congestión nasal y la irritación de la garganta.

Reforzar el sistema inmunitario.

Combatir el asma.

Proteger la salud cardiovascular.

Tratar y prevenir infecciones.

Acelerar la cicatrización de la piel.

Regular la flora intestinal.

Mejorar la salud digestiva y calmar las úlceras.

 

¿Cómo preparar la cúrcuma con miel de abejas?

La mezcla de cúrcuma con miel de abejas también esta conocida en la medicina alternativa natural como la “miel de oro”. Es un remedio natural con propiedades antiinflamatorias que puede ayudar a fortalecer las defensas para promover la salud.

 

Hay que consumirlo en cantidades moderadas, contribuye al alivio de los síntomas de problemas como la gripe, el resfriado y algunas dolencias. Además, puede ser un complemento natural para prevenir enfermedades. Sin embargo, como ya lo mencionamos, no es un sustituto para los tratamientos médicos y tampoco tiene propiedades «milagrosas».

 

 

[the_ad id=»2061″]

 

 

Ingredientes

 

100 g de miel de abeja

1 cucharada de cúrcuma (15 g)

Instrucciones

 

Añadir una cucharada de cúrcuma en polvo por cada 100 gramos de miel de abeja 100% orgánica.

Mezclar ambos ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea y, luego, verter el remedio en un frasco de vidrio con tapa.

 

Dosis recomendada

 

Para tratar los síntomas de la gripe y el resfriado se recomienda tomar media cucharadita de la mezcla cada dos o tres horas durante el primer día, y luego reducir la dosis a media cucharadita.

Se puede diluir en un vaso con agua en caso de no soportar el sabor tan dulce.

Como preventivo, consume una cucharadita en ayunas o a media mañana.

Ver también: Tratar el dolor articular con cúrcuma y jengibre

 

Recomendaciones

 

Este remedio se debe evitar en caso de padecer alguna enfermedad biliar, ya que la cúrcuma causa contracción de la vesícula biliar.

Para tratar enfermedades respiratorias se recomienda tomar 3 cucharadas al día durante una semana completa.

Finalmente, cabe recordar que cualquier problema de salud debe ser atendido por un médico. Si bien este tipo de remedios pueden contribuir a la salud, siempre es necesario recibir un diagnóstico y, a partir de esto, otros tipos de tratamientos. ¡Tenlo en cuenta!

 

 

Leave a Comment

Translate »