que es el dolor de ciatica y como se cura

que es el dolor de ciatica y como se cura

 

La ciática es un dolor intenso y agudo que se muestra como resultado de la compresión o irritación del nervio ciático. Hoy vemos cómo curar la ciática con remedios caseros.

 

La ciática está clasificada entre los dolores más intensos que un ser humano puede sufrir durante el ciclo de su vida, la ciática le puede dejar inmovilizado completamente durante varios días, porque el nervio ciático es uno de los más grandes y tan importantes de nuestro cuerpo; el nervio ciático está formado por varias terminaciones nerviosas que provienen de la columna vertebral. Es un nervio muy importante para el aparato locomotor, y un «tirón», como se le conoce normalmente, no solo es doloroso, sino que nos puede paralizar para vivir nuestra vida de manera normal.

 

 

Qué es la ciática

la ciática no es realmente una enfermedad. Es un término médico usado para describir síntomas (el dolor punzante, el hormigueo y el adormecimiento) causados por una afección en la parte baja de la espalda.

Esto significa que su ciática podría ser provocada por un disco herniado o abultado, una enfermedad degenerativa del disco, un síndrome piriforme, un embarazo, una estenosis espinal, un tumor o una infección espinales, una espondilolistesis o un trauma.

Cualquiera de estas enfermedades puede ejercer presión sobre el nervio ciático o las raíces nerviosas relacionadas en la parte baja de su espalda. Y esa presión es lo que produce el dolor y los demás síntomas.

 

La ciática es la inflamación del nervio ciático.

 

 

Síntomas de la ciática

  • Un Dolor agudo en la espalda, glúteos y piernas, que puede aumentar al caminar.
  • Dificultad para mantenerte recto.
  • Una Sensación de picazón y parálisis en la columna,glúteos, en la planta del pie.
  • Debilidad en una o en las dos piernas.
  • Dificultad para caminar o quedarnos mucho tiempo en la misma posición.

 

 

Cómo curar la ciática

A veces podemos tener una mala postura, y nos ha dado un «tirón» en el nervio de la ciática y el consiguiente dolor. Para curar la ciática, hay remedios caseros y naturales que alivian el dolor.

Pero si el dolor permanece, o se da con frecuencia a lo largo del tiempo, será necesario acudir a los médicos, ya que hay síntomas más preocupantes, asociados a dolores de columna, como la escoliosis o alguna malformación de vértebra.

 

De ahí la importancia de que el médico, a través de pruebas y rayos x, nos haga un buen diagnóstico.

 

Hay varios tratamientos para curar la ciática, y en ocasiones se pueden tratar con medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, ya sean orales o locales (pomadas antiinflamatorias). Si tenemos tendencia a sufrir ciática, lo mejor es prevenir para evitar tener esos molestos y dolorosos tirones. Sentarnos firmes, con un cojín de apoyo en la parte lumbar si permanecemos mucho tiempo sentados.

 

Los medicamentos

Los más usuales son los analgésicos y antiinflamatorios, tales como el Ibuprofeno, el Paracetamol o algunos medicamentos más fuertes como relajantes musculares más fuertes (Diazepan).

La forma más natural de luchar con el dolor lumbar es la toma habitual de un complejo con vitamina B, que mejora la salud y fortaleza  los nervios.

 

Los Masajes

Un buen masaje con las manos calientes disminuye la compresión del nervio. Lo puedes hacer tu mismo usando aceite de oliva, con movimientos circulares que presionen la parte afectada, y en todo caso lo mejor es un masajista profesional o un fisioterapeuta si existe la necesidad de que el dolor sea tratado por un especialista.

 

Los ejercicios

Los estiramientos acostados boca arriba son muy recomendables al principio, y después, cuando va disminuyendo el dolor, se puede realizar ejercicios de fortalecimiento muscular como doblar las rodillas, flexionar las piernas, levantar la cadera y los glúteos…siempre durante la primera semana de ejercicios.

Puede ver nuestros articulo 7 ejercicios para aliviar el dolor del nervio ciático en 2 minutos

 

 

Fisioterapia

Lo más probable si el dolor es persistente o se produce con mucha regularidad, es que necesitemos una serie de sesiones de fisioterapia con aparatos que reducen la inflamación del nervio ciático, además de masajes y ejercicios para fortalecer los músculos de la zona.

 

La alimentación

Una alimentación sana y equilibrada es siempre recomendable para la salud, y en el caso de la inflamación del nervio ciático, lo mejor es evitar las carnes procesadas, tales como las salchichas o los embutidos, durante el tiempo en el que estemos con dolores de ciática. Además, podemos añadir a nuestra dieta alimentos antiinflamatorios, tales como el salmón, el sésamo, el ajo o la cebolla.

 

Tratamientos alternativos

La acupuntura y la reflexología podal no solo previenen la aparición de ciáticas, sino que además alivian el dolor y el malestar.

Remedios caseros para la ciática con vinagre de manzana

 

Cómo evitar que la ciática vuelva

Si eres una persona que suele sufrir de dolor de nervio ciático con frecuencia, hay una serie de medidas que pueden evitar que este dolor vuelva, y las más destacadas serían las siguientes:

  • Tienes que hacer estiramientos diarios, aunque no te duele la ciática. Es una medida preventiva muy eficaz para el fortalecimiento de los nervios, especialmente del nervio ciático.
  • Evitar, en la medida de lo posible, llevar una vida demasiado sedentaria, que en ningún caso es buena para la columna. Caminatas, Pilates o natación,son ejercicios muy indicados para fortalecer la columna vertebral y no sufrir ciática.
  • Mantener un  peso ideal es una de las formas más eficaces para no sufrir ciática, ya que la columna no aguantará tanto peso. Por esta razón es frecuente que las embarazadas puedan sufrir ciática durante los meses más avanzados de gestación.
  • No andar encorvados y mantener la postura de la columna siempre recta.Mantener el abdomen fuerte para protegerla, con ejercicios abdominales diarios.
  • Ingerir complejo vitamínico B, que también ayuda a fortalecer la zona lumbar, y hacerlo de forma habitual si somos expuestos a tener ciática.
  • Evitar siempre movimientos bruscos con la espalda: giros, agacharnos bruscamente, levantarnos de la cama de un salto, y en general, movimientos bruscos que puedan dañar la zona.

 

Leave a Comment

Translate »