8 Remedios caseros para la tos seca y garganta irritada

Remedios caseros para la tos seca y garganta irritada

 

Un sistema inmunológico a media asta, una ola de frío… ¡Y aparece la tos! Tos grasa o tos seca, nos molesta durante el día y nos agota durante la noche. Descubra nuestros 8 remedios simples y efectivos, para la tos seca y garganta irritada.

 

 

 

Remedios caseros para la tos seca y garganta irritada

 

[the_ad id=»3898″]

1. Jarabe casero

Hacer tu propio jarabe es un remedio para la tos muy fácil de preparar, solo unos pocos ingredientes. El más simple: el que se hace con jugo de limón, miel y una pizca de pimienta de cayena. 

Simplemente mezcle estos tres ingredientes. La miel es responsable de calmar y proteger los tejidos irritados, mientras que el jugo de limón aporta un pequeño impulso de vitamina C al sistema inmunológico. 

El chile permite un aumento del suministro de sangre a la región yugular y así promueve la aceleración de la curación.

 

 

2. Tés de hierbas medicinales

Es aconsejable beber infusiones medicinales a base de tomillo, para calmar la tos. Esta hierba tiene varias virtudes, incluida la de calmar el  dolor de garganta  y reducir los ataques de tos.

Basta con infundir ½ cucharadita de tomillo en una taza de agua durante 10 a 15 minutos. Para cortar el amargor, agregue una cucharadita de miel. ¡Este remedio para la tos debe beberse sin moderación!

 

 

3. Aceites esenciales

Para calmar la tos y despejar los bronquios, es recomendable inhalar aceites esenciales. Para este remedio optamos por los aceites de tomillo, manzanilla o eucalipto.

 

 

4. Fricción como remedio para la tos

Frote suavemente un ungüento de mentol tipo Vicks en su garganta y pecho. Esto ayuda a despejar las vías respiratorias. Si no tiene uno a mano, prepare una mostaza. Mezcle el polvo de mostaza con harina y agua fría para formar una pasta. Extiende este remedio sobre una toalla que doblarás por la mitad y colocarás contra tu pecho. Advertencia: no lo apliques directamente sobre tu piel.

 

 

 

5. Las pastillas

Las pastillas de miel y limón ayudan a aliviar la tos. Si tiene tos seca, sepa que cualquier dulce funciona. La producción de saliva que chupa un caramelo detiene la tos seca. También puedes disolver caramelos para hacer almíbar.

Para preparar este remedio para la tos, simplemente derrita caramelos de menta con jugo de limón en una cacerola y agrégueles miel.

 

 

6. Hidratación, el mejor remedio para la tos

Mientras más agua beba, más rápido se deshará de la tos. El agua ayuda a licuar y diluir la mucosidad. También puede hacer gárgaras con una mezcla de agua y sal para desinfectar su garganta.

 

 

7. Canela

Este remedio para la tos parece un truco de la abuela, ¡pero nada se pierde al intentarlo! De hecho, se estipula que la canela calmaría los ataques de tos y aliviaría la garganta.

Hervir las ramas de canela en agua o en jugo de limón durante unos 2 minutos, dejar enfriar y luego beber lentamente, como una infusión de hierbas.

 

Leer Tambien: 12 Beneficios de la canela para la salud

 

 

8. Infusiones de cebolla

Las cebollas contienen compuestos irritantes que desencadenan la tos y al mismo tiempo permiten que el moco se eleve. Basta con hervirlos en una olla con agua y beber la infusión.

 

Leer Tambien: 10 beneficios de la cebolla para la salud

 

9. Jarabes de venta libre

La elección del jarabe como remedio para la tos debe hacerse según el tipo de tos, ya sea grasa o seca. Se recomiendan los jarabes para la tos y para calmar la tos seca. Es un buen remedios caseros para tos seca en adultos.

Reducen el reflejo de toser. Es importante señalar que no deben usarse en caso de tos grasa, ya que esto podría causar congestión de los bronquios. Los jarabes expectorantes, por otro lado, se recomiendan para la tos grasa. Se utilizan para licuar y aclarar las secreciones mucosas.

 

 

 

10. Humidificar tu dormitorio

Para disminuir la tos por la noche, asegúrese de que el aire de su dormitorio sea húmedo. Preste atención a la calefacción, cuando la temperatura ambiente es demasiado alta, el aire se vuelve más seco. Para configurar este remedio para la tos, instale un humidificador, o incluso una toalla húmeda, cerca de su cama.

 

 

 

¿Cuándo consultar?

Por lo general, la tos desaparece después de 7 a 10 días. Sin embargo, es importante consultar a un médico en los siguientes casos:

  • Si tiene dolor de pecho;
  • Si su tos persiste durante más de 10 días o empeora;
  • Si experimenta otros síntomas como fiebre o dolor de cabeza.

2 Comments

Leave a Comment

Translate »